¿CÓMO PODEMOS SUBIR LOS VALORES DE PLAQUETAS?


Las plaquetas son uno de los principales indicadores o parámetros que podemos encontrar en una analítica sanguínea, cuya evaluación puede indicarnos posibles anomalías respecto a nuestra condición de salud; y es que estas pequeñas células, también llamadas trombocitos, tienen una función muy importante en nuestro cuerpo, pues se encargan de estimular la reparación de las heridas, activar la respuesta inflamatoria y combatir a los agentes infecciosos.

Como te imaginarás, tener un recuento bajo de estas células representa un gran problema, y puede comprometer enormemente nuestra salud. Por eso, te hemos traído algunos consejos que te ayudarán a subir las plaquetas y a establecerlas en el rango normal.

¿Cuáles son los valores correctos de plaquetas en la sangre?

Los valores correctos de plaquetas en la sangre suelen oscilar entre 150.000 y 450.000 células por milímetro cúbico, lo que las convierte en uno de los elementos con mayor presencia en el torrente sanguíneo, junto con los hematíes o  glóbulos rojos.

Sin embargo, puede darse el caso de que presentemos un conteo bajo de plaquetas, también conocido como trombocitopenia, que, por lo general, suele producirse ante la presencia de factores como el embarazo, también en los casos de embarazo a temprana edad, el dengue, las alergias a ciertos alimentos y los tratamientos como la quimioterapia.

¿Cómo podemos subir las plaquetas?

Afortunadamente, existen algunas medidas que podemos tomar para restablecer nuestros niveles de plaquetas en la sangre, llevándolas de un nivel muy bajo, al nivel ideal.

  • Come más frutas y vegetales, al igual que proteínas magras y granos integrales.
  • Reduce el consumo de almidones, productos procesados y altos en azúcares, grasas trans y saturadas.
  • Incluye en la dieta alimentos altos en vitamina K, como las verduras de hoja verde, el huevo y el hígado, y alimentos ricos en ácido fólico, como la naranja, la espinaca y los cereales enriquecidos.
  • Vigila el consumo de ácidos grasos omega 3, ya que impiden la activación plaquetaria.
  • Evita las bebidas alcohólicas, puesto que pueden afectar la médula ósea y disminuir la fabricación de trombocitos.
  • Haz ejercicio con regularidad y a intensidad moderada (caminar, nadar,…).
  • Bebe abundante agua al día.
  • Descansa lo suficiente (entre 7 y 8 horas diarias).
  • Acude a un especialista médico y sigue sus indicaciones al pie de la letra.
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…